¿Qué tan importante es un manual de crisis de comunicación?

La improvisación siempre ha sido uno de los peores enemigos de la comunicación de crisis, en momentos como ese el manual de crisis se convierte en el mejor de los aliados.

Un manual de comunicación es un documento dinámico que sirve como hoja de ruta y establece los mecanismos básicos de respuesta para abordar una crisis. Debe contener las actividades principales a seguir antes, durante y después de que se produzca. Del mismo modo recogerá un caso hipotético que puede desencadenar una crisis a escalas proporcionales de daño para tu empresa, te ayudará a analizar los recursos humanos y económicos necesarios para afrontarla.

Para una buena planificación de un manual de crisis de comunicación empresarial, este tiene que dar respuesta a cuatro apartados básicos. A continuación son los siguientes:

  •  Objetivo a lograr en cada caso
  • Mensaje a emitir en consecuencia
  • Definición de públicos y canales de comunicación oportunos
  • Preparación de un plan de actuación

Al tener tu manual de crisis listo, debes ensayar, de nada sirve haber desarrollado el más sofisticado de los manuales si no se pone práctica durante un ensayo denominado simulacro. Cuyo objetivo es comprobar el funcionamiento del plan y la inclusión de mejoras oportunas.

Las prácticas de simulación consisten en la reproducción de situaciones de crisis en la que los representantes de la compañía tienen que:

  • enfrentar la gestión de un acontecimiento…
  • al tiempo que responden a las solicitudes de los medios de comunicación…
  • en un ambiente lo más realista posible.

Dada su naturaleza, los simulacros deben ser necesariamente sorpresivos (el/la responsable del ejercicio establecerá la fecha, hora y tipología de la supuesta crisis) para dotarlos de una mayor veracidad y obtener los mejores resultados.

El manual de crisis de comunicación de tu empresa resulta de vital importancia, ya que al ser un plan de contingencia ante posibles problemas de gran escala ayuda a frenar esta problemática futura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *