La comunicación interna juega un papel importante dentro de una empresa, ya que mantiene una conexión entre una organización y sus trabajadores. Luego de la pandemia, esta tomó una mayor fuerza. Ello sucedió cuando el confinamiento trasladó el trabajo desde las sedes corporativas hasta los hogares de los empleados.

Esta premisa lo sostiene una reciente encuesta de Dialenga. Esta indica que más del 75 % de las empresas declaran que la comunicación entre empresa y empleados es un asunto de gran importancia para la dirección general.

Actualmente, el móvil se ha convertido en la principal herramienta para una comunicación interna eficaz.

Tecnología para ‘hablar’ con el empleado

El segundo factor que ha permitido a la comunicación interna dar ese paso al frente es la digitalización.

La revolución tecnológica sin precedentes que estamos viviendo, y que ya se encontraba en pleno apogeo antes del covid-19, está proporcionando a la comunicación interna las alas que están permitiendo su despegue.

Apps, gamificación, people analytics, webs del empleado y un sin fin de nuevos canales y formatos están nutriendo a los profesionales de esta especialidad de auténticos superpoderes para llegar hasta donde antes no habían soñado hacerlo y de maneras mucho más atractivas e instantáneas.

La conjunción de estos dos elementos ha significado una revolución para las comunicaciones empresariales. La comunicación interna y los canales digitales diseñados específicamente para la función permiten interactuar con el trabajador de manera instantánea y en el momento y lugar en los que es pertinente esa comunicación. Esto permite a la empresa no perder ninguna oportunidad de escuchar y conocer lo que realmente viven sus empleados en el día a día.

No solo para teletrabajadores

La irrupción del teletrabajo masivo a consecuencia de la crisis sanitaria abrió los ojos y la mente de muchos directivos, que vieron en la comunicación interna una tabla de salvación para mantener sus negocios en funcionamiento.

Así fue. Las herramientas digitales han permitido mantener estos canales permanentemente abiertos y a las organizaciones en constante conversación con sus trabajadores deslocalizados.

Curiosamente, aunque el foco se puso en los teletrabajadores, una vez que se está pudiendo retornar a los centros de trabajo, las soluciones digitales aplicadas a la comunicación interna están permitiendo conectar con la organización a una ingente cantidad de trabajadores que tradicionalmente se han visto excluidos de ese flujo de mensajes. Nos referimos a todos esos trabajadores deskless -sin mesa de trabajo- que desempeñan sus funciones lejos de la oficina, en tiendas, almacenes, fábricas, instalaciones técnicas, campos, obras, vehículos o visitando clientes.

Una tipología de empleados que representa casi el 80 % del total de la fuerza de trabajo de nuestro tejido empresarial y que, sin embargo, han sido históricamente los grandes olvidados de la comunicación interna.

La revolución móvil ha supuesto una auténtica revolución para estos profesionales. Comerciales, dependientes, repartidores, transportistas, agricultores, operarios o técnicos que no trabajan con ordenador en su día a día; muchos de ellos ni siquiera tienen una dirección de correo electrónico-, y cuyos únicos canales de contacto con sus empresas eran los tablones de anuncios, las cartas impresas y las revistas corporativas que encontraban en las zonas comunes cuando iban a fichar o a cambiarse de ropa.

Los entornos digitales, y especialmente las apps, han cambiado esto para siempre. Las aplicaciones de comunicación interna abren todo un universo de posibilidades a empresas y trabajadores. Estas, de algún modo, tuvieron la oportunidad de empezar a ‘conocerse’ mutuamente.

¿Y el futuro?

Sin duda, tecnología y comunicación interna forman un buen equipo. ¿Qué será lo próximo? Ramón García, director de marketing y de RRHH de EXEVI, cree que las nuevas tendencias van hacia una cada vez mayor sofisticación de las apps de comunicación interna. Estas cuentan con integración en las mismas de elementos de gamificación, redes sociales o chatbots para atención al empleado.

“Antes, para hacer una consulta rutinaria relativa a tu nómina o a tus vacaciones tenías que ir a ver a Recursos Humanos. Allí tenías que esperar a que estuvieran disponibles. Muy pronto podremos resolver de manera instantánea esas dudas haciéndole esas mismas preguntas a un bot conversacional. Este se integrará en WhatsApp, Microsoft Teams, Google Chat o en una app de comunicación interna como Dialenga”.

Norpress | Prensa
Norpress | Prensa
Consultora que fortalece la comunicación entre las empresas y su público a través de los medios de comunicación masiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.