¿Por qué las campañas de los candidatos han caído en los absurdo?

Esta  vez compartiremos un análisis realizado por Arnaldo Aguirre, Gerente de Cuentas Senior de consultora Arellano, sobre las diferentes campañas políticas que hemos visto en las ultimas semanas de los candidatos al Congreso 2020.

Aguirre analizó las campañas desde un punto de vista marketero independientemente de las ideas o propuestas que cada candidato ofrece. Y hace énfasis en los siguientes errores cometidos en estas.

Público Objetivo 

Aguirre explica que si los candidatos intentan llegar a todos aquellos votantes de su ciudad, es un primer error que están cometiendo. «Es casi imposible poder llegar a todo el público potencial, no es realista».

Recomienda que cada quien debería determinar el segmento del público objetivo donde considera tiene más oportunidad, de esta manera podrá enfocar mejor su mensaje y hará un uso más eficiente de sus recursos escasos: tiempo y dinero.

Conocimiento de marca

En la campaña hay tres componentes de la identidad gráfica de la marca que los candidatos deben buscar que sean recordadas: el símbolo del partido, el nombre del candidato y su número de lista. Aguirre explica que muchas veces la publicidad en los paneles destaca más la foto del candidato/a que los símbolos antes mencionados. Si bien creen que muy poca gente escoja un candidato por su apariencia, se destaca demasiado la misma.

Posicionamiento

Hay que tener en cuenta las 3 fases: conocimiento, reconocimiento y preferencia. Si bien la campaña ha sido corta y ha dificultado seguir la secuencia, Aguirre indica que donde más se ha fallado es en el reconocimiento o posicionamiento.

Se supone que un candidato debe ofrecer un beneficio diferencial y relevante para su público, sin embargo la mayoría centra su propuesta en los mismos beneficios: inmunidad parlamentaria, lucha contra la corrupción, etc. Aquello no permite marcar una diferencia del resto y por consecuencia pierdan relevancia.

Credibilidad

Aguirre explica que debido a la mala impresión que todos los peruanos nos hemos formado sobre los políticos, probablemente este sea el atributo más dificil de lograr para cualquier candidato.

Los candidatos por que por primera vez se presentan al cargo público pueden que sea más fácil ofrecer su condición virginal” para lograr la confianza de su público objetivo. También los logros profesionales pasados pueden servir  a este propósito.

Sin embargo, para los que ya tienen una trayectoria y una reputación no muy favorable, no les queda más que destacar el o los atributos que mejor pueden evidenciar y «echar pa´lante», asegura Aguire.

 

 

Fuente: Mercado Negro 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.