Google eliminará las «cookies» de terceros y limitará la publicidad

Google ha dicho que dejaría de admitir cookies de terceros en los próximos dos años. Las cookies son fragmentos de código que se le alojan en los navegadores de las personas y las siguen en la web, permiten a los anunciantes dirigirse a las personas con anuncios de sitio web que visitaron anteriormente y realizar un seguimiento de los anuncios que finalmente indujeron una compra.

Las cookies, desde ya hace varios años, han sido una parte central de cómo opera la industria masiva de anuncios en línea.

La decisión que ha tomado Google marcará el comienzo de una nueva realidad para el desarrollo y funcionamiento del marketing digital, a pesar de no ser la única compañía con una postura similar.

Los navegadores Safari de Apple Inc. y Firefox de Mozilla Corp. ya bloquean las cookies de terceros, sin embargo, Chrome es el más utilizado por la mayoría de usuarios en Internet, lo cual está decisión tomada marcará un cambio en la industria.

¿Para que sirven las cookies?

Las cookies se pueden usar para registrar la actividad del usuario, son una fuente de información tremenda para anunciantes. Y estas sirven cuando visitas una página web, tu navegador no crea cookies sólo de esta página, sino también de otros servidores que sirven contenido, como por ejemplo, publicidad.

Esas cookies que se crean para otros servidores, vendrían a ser las cookies «de terceros», las que en los últimos años han estado en el centro de la polémica por la manera en la que las grandes redes de publicidad las usan para rastrear a los usuarios sin su conocimiento.

Nuevos procesos

Aunque leyes como el DGPR han intentado luchar contra estas prácticas, la verdad es que el mercado no ha cambiado mucho; la única diferencia es que ahora tenemos que pulsar “acepto” cada vez que entramos en una página nueva. Es por eso que los desarrolladores de los navegadores web más usados se han centrado en solucionar este problema, ofreciendo el bloqueo de cookies de terceros.

Google ha propuesto cambios que permitirían que el seguimiento continúe sin transmitir información personal a los anunciantes. Eso podría darle a Google más poder, cortando el uso por parte de los vendedores de valiosos flujos de datos, al mismo tiempo que se podría aumentar la privacidad en línea.

El periodo de dos años para la eliminación gradual de las cookies debería dar a los especialistas en marketing algo de tiempo para adaptarse, y la gigante de las busquedas ha dicho que está buscando aportes de la industria mientras trabaja para encontrar formas de ayudar a respaldar la publicidad en línea en el futuro.

 

Fuente: Blog de Carla Antonioli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.